Comida coreana

Los Postres Coreanos Tradicionales Más Populares

uri_postres

Los Postres Coreanos Tradicionales Más Populares

Aunque hay una gran cantidad de postres coreanos, es bastante probable que las variedades más tradicionales sean desconocidas en Occidente ya que la gente no suele estar acostumbrada a los sabores tradicionales de los postres coreanos.

Sin embargo, los postres coreanos son una forma muy sabrosa de explorar la historia y cultura coreanas ya que muchos de estos tienen su origen en los Tres Reinos de Corea.

Generalmente, los postres se conocen como Hangwa (한과) o, sencillamente, confitería tradicional coreana. A través de este artículo vamos a echar un vistazo a los postres tradicionales más habituales a lo largo de Corea y al final te recomendaremos un par de sitios dónde encontrarlos.

Gyeongdan (경단)

Es posible que el nombre no te suene pero, si has estado en Corea, seguro que has visto este dulce hecho de arroz en alguna tetería tradicional.

El Gyeongdan (경단), como decíamos, está hecho de arroz relleno de frijol rojo y envuelto en muchas variedades de posibilidades, como semillas de sésamo, frijoles y otras variedades más creativas.

Es un regalo perfecto para ocasiones como los cumpleaños.

Songpyeon (송편)

Cuando llega el otoño, especialmente cuando en Corea celebramos Chuseok, es muy habitual encontrarnos con Songpyeon (송편). Como es habitual en los postres, este está también hecho con arroz relleno de soja, sésamo o frijoles rojos, entre muchas otras variedades.

Dasik (다식)

¿Te apetece una taza de té? Entonces este postre es perfecto para ti. Con su aspecto tan elegante, el Dasik (다식) nos hace entender que era un postre generalmente reservado para las clases altas. Es por este motivo que solemos encontrarnos con este postre en catas de té o algún que otro templo budista.

Se elabora de varias maneras, desde almidón a frijoles chinos, miel, polen de pino, frutos secos… La variedad es bastante amplia. Una vez hecho, se decora con sellos con motivos geométricos, letras o símbolos.

Yaksik (약식)

Con este postre entramos en el mundo del arroz glutinoso, con algunas características que no son tan comunes en otros postres. Suele mezclarse con nueces y jujubes y se le da una forma rectangular que se suele servir en un bol.

Yeot (엿)

La textura del Yeot (엿) nos recuerda más a un caramelo que a un dulce. Como muchos, también se realiza con arroz glutinoso y batata, entre muchos otros ingredientes. Es muy habitual verlo en puestos callejeros.

Yugwa (유과)

Cuando llega Año Nuevo, es hora de probar el Yugwa (유과), un postre tan ligero que puedes comer un montón antes de llenarte. Se prepara con arroz, miel, vino de arroz y agua y se fríe para crear un postre crujiente por fuera pero muy blando por dentro. Después, se envuelve con una capa de arroz u otros toppings más creativos.

Sikhye (식혜)

Una buena forma de acompañar todos los postres que hemos visto hasta ahora es con un vaso de Sikhye (식혜) . Se trata de una bebida coreana que normalmente se toma como postre después de una comida.

Se prepara vertiendo agua malteada sobre el arroz y se hierve hasta que se hace dulce. Lo mejor de todo es que esta bebida no lleva azúcar y toda la dulzura se obtiene al hervir la bebida. Una vez está preparada, se sirve muy fría.

Si has probado la horchata, seguramente el sabor que te recuerde un poco a ella.

¿Dónde encuentro los postres tradicionales coreanos?

Bien. Has llegado a Corea y tu estómago está preparado para probar todos los postres que hemos visto en este artículo. Pero, ¿dónde los encuentras?

Generalmente, solemos encontrar todos estos dulces en mercados tradicionales pero también podemos encontrarlos en mercados más grandes como el de Namdaemun, el más antiguo y grande de Corea.

Si prefieres relajarte, hay muchas cafeterías donde podrás encontrar dulces tradicionales coreanos, especialmente si te acercas a Insadong, donde hay muchas tiendas de té.

¿Qué opinas del artículo?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *